Vida Riesgo crece un 4,98% hasta septiembre y el ahorro se mantiene plano

Siete modelos de jubilación en los que se puede fijar España para repensar su sistema público de pensiones.

Las aseguradoras gestionaban a cierre del pasado septiembre 193.172 millones de sus clientes a través de seguros de vida ahorro. Este importe apenas ha variado de un año para otro. A esta cantidad hay que sumar otros 51.554 millones correspondientes al patrimonio de los planes de pensiones cuya gestión está encomendada a aseguradoras. Estos aumentaron un 12,48% en términos interanuales. Así, en total, el sector asegurador velaba por 244.726 millones de euros de sus clientes a cierre del tercer trimestre.

Por su parte, los ingresos por primas del negocio de vida riesgo se situaron en 3.904 millones de euros, un 4,98% más que un año atrás. Esta actividad está muy ligada a la compraventa de viviendas.

Evolución de los seguros de vida ahorro

Hay que recordar que el 14 de marzo de 2020 comenzó el confinamiento para contener la COVID-19. El incremento del negocio de ahorro del seguro es del 2,52% si se compara con el de un año atrás, y del 0,96% si se toma como punto de referencia el arranque de 2021. “El sector logra mantener los recursos de clientes a su cargo a pesar de la pandemia y de los tipos bajos de interés persistentes”, explica Unespa.

Los seguros unit-linked, aquellos en los que el tomador asume el riesgo de la inversión, son los que registran un comportamiento más positivo en términos interanuales. Aumentan el patrimonio bajo gestión un 30,02%, hasta los 18.906 millones de euros. Les siguen los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS). Estas pólizas movían 14.562 millones al acabar septiembre y crecen un 2,27% de un ejercicio para otro.

La paralización de la actividad económica por la pandemia del coronavirus y la situación de los tipos de interés se hacen sentir en determinados epígrafes del negocio de vida. Registran descensos los planes de previsión asegurados (-3,47%), los capitales diferidos (-3,27%), las rentas vitalicias y temporales (-2,80%), así como los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP) (-1,17%). Entre tanto, el ahorro generado a través de la transformación de patrimonio en rentas vitalicias se mantiene casi igual que hace un año.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.