Consejos de Sanitas para reducir el plástico en Navidad

Navidad “Zero Waste”: alternativas sostenibles para reducir el consumo de plástico durante las fiestas.

La duración, resistencia, funcionalidad y bajo precio del plástico han hecho que sea un material de uso extendido, pero es uno de los más contaminantes. Según datos de Greenpeace, España es el quinto mayor productor de plástico de la UE, pero solo el 30% de lo generado se recicla.

Además, su lenta degradación, que puede prolongarse hasta 1.000 años; agrava el problema de la contaminación por plásticos que genera enormes perjuicios para la biodiversidad marina y terrestre. E incluso para la salud de las personas. Tal como indica el informe De la contaminación a la solución publicado recientemente por la ONU; la contaminación por plástico de las fuentes de agua podría causar cambios hormonales, trastornos del desarrollo, anomalías reproductivas y cáncer.

Eliminar el plástico

Aunque poco a poco existe una mayor concienciación de la necesidad de eliminar el plástico, tanto por parte de la sociedad como de las instituciones quienes ya han puesto en marcha leyes para su reducción, lo cierto es que todavía queda un largo camino hasta su completa desaparición. Por ello, la responsabilidad individual adquiere especial relevancia. En este sentido, los pequeños gestos del día a día pueden contribuir de manera positiva y llevar a grandes cambios en materia de sostenibilidad.

Como parte de este objetivo, Sanitas cuenta ya en algunos de sus centros, como el Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela con máquinas de Reciclos, donde los usuarios y visitantes pueden depositar sus envases para su reciclado, con el objetivo de facilitar este proceso y mejorar, entre todos, la salud del planeta. También dispone de contenedores especiales en clínicas dentales de la compañía y las sedes de Sanitas en Madrid para reciclar mascarillas y reducir el uso de plásticos reutilizando el que contienen las mascarillas.

Navidad sin plástico

La Navidad es una de las épocas en las que más residuos plásticos se generan, por lo que el equipo de Sanitas ha querido recoger una serie de recomendaciones para disfrutar de unas fiestas respetuosas con el medioambiente.

Alimentación y consumo sin plástico

A la hora de hacer la compra es recomendable acudir a la tienda o al supermercado con bolsas propias. Aunque lo ideal es disponer de unas de tela reutilizables, también se puede optar por darles a las de plástico una vida útil más larga. Asimismo, la compra a granel es una de las mejores opciones para evitar una buena cantidad de plástico y cada vez proliferan más tiendas de este tipo con amplios surtidos de productos que abarcan desde la alimentación hasta la higiene personal o del hogar e incluso los cosméticos.

Las alternativas son numerosas cuando se trata de almacenar alimentos. Los envases de silicona con zip para congelar, los tuppers de cristal para conservar las sobras de comida o los botes de acero para almacenar legumbres o cereales son sólo algunas de ellas.

De igual manera, los envoltorios de cera son excelentes para la conservación de alimentos como el queso o el embutido ya que no solo ayudan a que se mantengan en óptimo estado, sino que contribuyen a eliminar por completo el papel de film de los hogares.

También es posible contribuir a la reducción de plásticos en el consumo utilizando botellas de vidrio rellenables, pajitas de acero o de bambú y desterrando por completo las vajillas de plástico.

Regalos sostenibles

Los regalos navideños suelen contener grandes cantidades de plástico, pero hay muchas opciones para reducirlas o, incluso, eliminarlas. Cuando se trata de niños, los juguetes de madera se presentan como una buena alternativa y, al mismo tiempo, son resistentes y duraderos.

A la hora de regalar a los adultos, existen múltiples proveedores sostenibles y ecológicos que eliminan por completo el plástico en toda la cadena de producción, desde la fabricación hasta el propio envío. Otra opción es apostar por regalar experiencias como entradas a eventos que eliminan por completo el uso de plásticos.

Además, a la hora de envolver los regalos, es aconsejable evitar las cintas adhesivas apostando por papel reciclado o por telas que, además, pueden reutilizarse como complemento textil. Las cintas de tela o cáñamo para atar los paquetes aportan un toque personalizado y, sobre todo, sostenible.

Adornos ecológicos

Las guirnaldas, las bolas del árbol o las típicas decoraciones navideñas contienen grandes cantidades de plástico. Se pueden evitar fácilmente ya sea comprando estos adornos en madera, cartón o papel o realizándolos en el hogar.

Esta alternativa, además de suponer un importante ahorro económico también es una excelente actividad para realizar en familia durante las vacaciones y dará un toque personalizado y único al aspecto del hogar.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.