Consejos de Zurich Klinc para viajar en avión con tu patinete eléctrico

Consejos de Zurich Klinc para viajar en avión con tu patinete eléctrico.

Si has incorporado el patinete eléctrico como sistema de movilidad en tu día a día, seguramente te habrás preguntado: ¿es posible viajar en avión con él? Y es que las numerosas ventajas que ofrece este tipo de vehículo hacen que nos lo queramos llevar a todas partes.

Cuando necesitamos viajar en avión con nuestro patinete, ya sea por vacaciones o por trabajo, nos topamos con que, generalmente, las aerolíneas no permiten llevar el patinete eléctrico como equipaje de mano y dificultan también su facturación. El motivo principal que explica esta situación es la seguridad: los vehículos de movilidad personal suelen llevar baterías de litio con una gran capacidad para almacenar energía. Unas piezas que, si sufren sobrecalentamiento, podrían arder e incluso se podría llegar a producir una explosión. Aun así, en algunos casos se permite su transporte en aviones de carga, siguiendo una normativa muy estricta.

Recomendaciones de Zurich Klinc para viajar con tu patinete

Zurich Klinc ofrece algunas recomendaciones para que puedas facturar tu patinete eléctrico en caso de viajar en avión.

Facturar tu patinete eléctrico

En primer lugar, debes contactar con la aerolínea para confirmar que puede acompañarte en el viaje. En caso de que la compañía permita transportar patinetes eléctricos en la bodega será importante:

  • Desmontar y envolver las piezas extraíbles por separado.
  • Extraer el aire de las ruedas en caso de que sean inflables.
  • Empaquetar las piezas en una caja con las carcterísitcas concretas especificadas por la aerolínea.
  • Forrar y fijar con cinta adhesiva las partes que sobresalgan de la caja.
  • Hay que asegurar que la batería esta descargada o al % máximo que permite la aerolínea.
  • Preparar y presentar los documentos de fábrica del patinete.

Ya en destino no te olvides de:

  • Consultar la normativa de la ciudad a visitar y no olvidar el casco, ya que en la mayoría de ellas es obligatorio.
  • Planificar con antelación los trayectos y asegurar que el patinete tiene suficiente batería.
  • Llevar una bolsa de tranporte que permita guardar el patinete sin dejarlo a la vista, moverlo con facilidad y evitar que se dañe.

Además, Zurich Klinc, el ecosistema digital de Zurich Seguros, permite asegurar con un clic cualquier vehículo de movilidad individual como bicis y patinetes eléctricos. El cliente puede configurar a su gusto el seguro y elegir entre una amplia gama de coberturas: daños personales, daños sobre el vehículo, asistencia y robo. La contratación es totalmente online y el usuario gestiona en todo momento su seguro desde una app móvil.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.