El Consejo General «desaprueba» las nuevas políticas de vinculación de la banca

IDD Consejo General noticias de seguros

El Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros denuncia la presión que las entidades bancarias ejercen sobre los usuarios y consumidores para la contratación de productos a través del aumento de las comisiones. Esta nueva práctica se suma a la mala praxis ya generalizada de imponer la contratación de seguros vinculados a préstamos e hipotecas. Como reveló el estudio realizado por el Consejo General en colaboración con la Escuela de Negocios de Seguros – CECAS y la empresa de investigación de mercados GAD3, el pasado año.

Ahora, después de analizar los cambios que han aplicado las principales entidades financieras en España, el Consejo General ha detectado que han empezado a cobrar comisiones. En algunos casos pueden llegar hasta los 240 euros anuales si no cumplen “las injustas condiciones para reducirlas”. Estas condiciones suelen vincularse a la realización de un cierto número de operaciones con una tarjeta de débito o crédito; o la contratación de productos propios como fondos de pensiones o seguros.

El Consejo General denuncia la obligación de una mayor vinculación

Desde el Consejo General se alerta que estas nuevas políticas persiguen una mayor vinculación del ciudadano con la entidad bancaria que va en detrimento de sus derechos como consumidores. Este tipo de prácticas dejan a los clientes sin margen de actuación y los atan a la entidad bancaria, aprovechándose del desconocimiento de sus derechos.

Uno de los requisitos de las entidades bancarias para obtener una rebaja de las comisiones es la contratación de un seguro con su propio grupo asegurador. La presión para su adquisición, unido al conjunto de descuentos que conlleva hace que, en muchos casos, los clientes obtengan productos por duplicado, que no necesitan. O, incluso, en muchas ocasiones, se los coloquen a un precio superior al que lo hubieran contratado con un mediador.

El rol que ha adoptado la banca con estas prácticas puede incumplir hasta tres leyes: La Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios; la Ley de Mediación de Seguros y Reaseguros; y la Ley de Defensa de la Competencia.

Obligaciones

La banca tiene la obligación de informar al cliente de manera personalizada e individualizada sobre los cambios que se hagan en sus cuentas, sobre todo cuando se trate de cambios que no sean favorables, como es en este caso el incremento de las comisiones. Además, deben informar con dos meses de antelación de estos cambios, de lo contrario se estarían alejando del código de buenas prácticas bancarias y no cumplirían tampoco con las obligaciones estipuladas en la Ley de Servicios de Pago que les regula.

Sin olvidar que, hay ciertos tipos de comisiones y gastos que los bancos no deberían cobrar como son las comisiones por tener una cuenta obligatoria por una hipoteca o depósito, los gastos por reclamación de posiciones deudoras o descubiertos, la comisión por devolución de cheques, la comisión de mantenimiento de tarjetas, las comisiones aplicadas sin cumplir el plazo de aviso o los gastos de formalización de la hipoteca.

Recomendaciones del Consejo General

Desde el Consejo General se recuerda que, ante un cobro indebido, el primer paso es solicitar al banco la retirada del gasto o comisión indebida, presentando la documentación pertinente. Si la entidad bancaria no ha retirado el cobro, se puede presentar una reclamación al departamento de Atención al Cliente. Si en los dos meses siguientes este no ha dado una respuesta o sigue manteniendo el cobro, se deberá presentar la reclamación ante el Servicio de Reclamaciones del Banco de España.

La resolución a la que llegue este organismo no es vinculante. Pero supondrá un hecho favorable si hay que acudir a la vía judicial. Esta sería la última vía.

El Consejo General destaca el “papel crucial del mediador”

Tanto el Consejo General como los Colegios provinciales han intensificado sus tareas de vigilancia a la banca. Con el objetivo de evitar este tipo de prácticas que afectan al conjunto de la sociedad. Asimismo, reclaman a la administración que no ceda ante las presiones. Y que vele por el cumplimiento de las leyes y los intereses del consumidor.

Desde el Consejo General se recomienda a los ciudadanos que, antes de contratar un seguro con una entidad bancaria, se consulte a un mediador.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.