El futuro de la previsión social según Willis Towers Watson



Ante la incertidumbre sobre el nivel de prestaciones futuro de la Seguridad Social, las organizaciones se ven en la necesidad de replantearse la experiencia del empleado durante su vida laboral y sus estrategias de previsión social.

Willis Towers Watson organizó una jornada sobre Estrategias de Previsión a la Jubilación: Transformación e Innovación donde se analizó la necesaria evolución la actual práctica de mercado para encontrar soluciones y transformar la cultura del ahorro en la sociedad.

Estrategias de Previsión a la Jubilación: Transformación e Innovación

“Nos encontramos ante una situación sin precedentes donde las organizaciones necesitan encontrar soluciones disruptivas y novedosas para redefinir su estrategia de previsión social. Es necesario tener un plan estratégico a corto, medio y largo plazo que se ajuste al contexto específico de cada empresa y sus distintos colectivos”, explica Gregorio Gil de Rozas, Head of Retirement de Willis Towers Watson Iberia.

Patricia Sanz, directora de Relaciones Laborales de Repsol para España y Portugal, insistió en cómo “la previsión social en las organizaciones en los últimos años ha carecido de un componente estratégico claro que ahora sí se empieza a visualizar como necesario debiendo estar orientado a los objetivos concretos que se pretendan abordar.”

Jubilación no obligatoria

La no existencia de una edad obligatoria de jubilación provoca en muchas compañías que el empleado no quiera concluir su vida laboral, no solamente por razones económicas. La salud o la falta de preparación psicológica y social ante la nueva situación, hace que muchos trabajadores pospongan su fin laboral. Ante estas nuevas actitudes, las empresas no pueden responder con planes tradicionales como los que tenían hasta ahora.

“En el mercado no hay actualmente referentes claros que imitar, por lo que prima la innovación y la flexibilidad: las empresas se componen ya de cuatro o cinco generaciones distintas y a cada grupo nos tenemos que dirigir de una manera determinada”, ha aportado Tatiana Espinosa de los Monteros, directora de Relaciones Laborales de Telefónica.

Nuevas herramientas y productos de ahorro

Frente a esa complejidad, están emergiendo nuevas herramientas de comunicación, productos de ahorro individuales, soluciones innovadoras más allá de la dimensión económica y un fuerte apoyo jurídico y educativo para incorporar la cultura financiera y la jubilación dentro de la experiencia del empleado.

“Nos encontramos ante una nueva revolución industrial, y las soluciones de RRHH y de previsión deben buscar salir de los modelos habituales, adaptándose a las características y necesidades del profesional a través de herramientas flexibles e innovadoras», ha comentado Francisco Romero, Employee & Labor Relations Leader de IBM España.

“Con el desarrollo de aplicaciones como Pensumo, 50pro o Nextep se pretende ampliar el paquete de servicios y asesoramiento para que la responsabilidad de la previsión social sea compartida entre la empresa y el empleado”, ha razonado Gil de Rozas.

Educación financiera

Una de esas líneas de trabajo se sitúa en la educación financiera para el empleado a través de políticas de comunicación online y offline.

En opinión de Amelia Pérez, responsable de Recursos Humanos de Línea Directa Aseguradora, “el reto que tenemos por delante es ser capaces de poner a disposición de las personas toda la información concentrada sobre su previsión social y el ahorro con el que contarán en el futuro; las nuevas tecnologías y el uso de los datos nos deben ayudar. De esta forma nos empezaremos a concienciar, día a día, de la importancia de la cultura del ahorro”.

También te puede interesar:

1 comentario en “El futuro de la previsión social según Willis Towers Watson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.