La inflación y la ralentización del crecimiento ponen en riesgo la recuperación económica

La facturación del seguro crece un 5,7% hasta septiembre.

Swiss Re Institute acaba de publicar el Índice de Resiliencia en un nuevo estudio Sigma, que revela que la economía mundial recuperó la resiliencia macroeconómica en 2021, pero que el entorno sigue siendo frágil. En 2021, la economía mundial se benefició de un repunte cíclico tras la crisis de COVID-19, lo que se tradujo en una mayor capacidad de respuesta y de recuperación rápida ante una crisis. Sin embargo, el impacto total de la ralentización del crecimiento, la alta inflación y las tensiones geopolíticas mundiales en 2022 pueden poner en riesgo esta recuperación económica.

La resiliencia del sector asegurador a nivel mundial también mejoró en 2021, gracias al fuerte crecimiento de los seguros apoyado por el aumento de la concienciación sobre el riesgo por parte de los consumidores y el gasto sanitario de los gobiernos con motivo de la pandemia. Sin embargo, la resiliencia del sector aún no ha recuperado los niveles prepandemia o previos a la crisis financiera mundial.

Brecha de protección de seguros ante la recuperación económica

La brecha en la protección de seguros ante riesgos para la salud, la mortalidad y catástrofes naturales alcanzó un nuevo máximo de 1,42 billones de dólares en 2021 y se prevé que el actual entorno inflacionario ampliará aún más la brecha este año.

A pesar de las perspectivas positivas para el crecimiento nominal de las primas de seguros, se ve probable que la resiliencia de los seguros se debilite en 2022, debido a la reducción de las medidas gubernamentales y a la disminución del valor de los activos.

La recuperación, en riesgo

Jerome Haegeli, economista jefe del Grupo Swiss Re, ha afirmado que “la recuperación cíclica de la resistencia macroeconómica y de los seguros en 2021 no puede ocultar el hecho de que se necesitan profundas reformas estructurales para impulsar el crecimiento a largo plazo. La actual crisis de la inflación y del coste de la vida está afectando de forma desproporcionada a los hogares con menores ingresos y no hará sino aumentar las brechas de protección este año. Para garantizar una mayor resistencia y apoyar la estabilidad económica a largo plazo, es necesario reforzar parámetros estructurales, como las infraestructuras y el capital humano, y reducir la desigualdad. En este difícil contexto, el sector de los seguros desempeña un papel importante a la hora de alejar los riesgos financieros de los individuos y, en última instancia, aumentar su resiliencia“.

El índice de Resiliencia sigma de Swiss Re Institute

El Índice de Resiliencia mide el grado de preparación de las sociedades para aguantar las tempestades. Incluye dos indicadores para identificar los riesgos. El Índice de Resiliencia Macroeconómica, desarrollado en colaboración con la London School of Economics, ofrece un panorama global y comprende un total de diez indicadores, entre los que se incluyen el espacio de la política fiscal y monetaria, la penetración de los seguros y la recientemente incluida desigualdad de ingresos.

Un segundo conjunto de índices evalúa la forma en que los seguros ayudan a las personas, los hogares y las organizaciones a soportar escenarios de choque en los ámbitos de las catástrofes naturales, la mortalidad y el gasto sanitario, explica la compañía.

Fuente: Swiss Re

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.