Santalucía atiende cerca de 15.000 llamadas de clientes tras la DANA

Santalucía, quinta aseguradora con mejor reputación del mercado.

Santalucía, hasta el 2 de septiembre, a las 22:00 h, ha recibido cerca de 15.000 llamadas de clientes relacionadas con la DANA (depresión aislada a niveles altos) que ha afectado a España a lo largo de esta semana.

Como consecuencia de las últimas incidencias meteorológicas Santalucía ha activado el protocolo de eventos en su Escenario 1, dotando de elasticidad a los equipos de Call Center y Tramitación, con el fin de continuar prestando la atención a nuestros clientes con la máxima calidad y en el menor tiempo posible.

Los siniestros atendidos por Santalucía

La compañía ha atendido los siniestros declarados a través de su red de mediadores y líneas de atención al cliente. La compañía ha registrado casi 1.000 afectados, de los cuales más de un centenar han sufrido riesgo extraordinario de inundación. Del total de incidencias, el 50% se han producido en el centro peninsular, principalmente en Madrid y Toledo, y el 50% restante en la zona de Levante. De todas ellas, 100 han resultado por riesgos extraordinarios (inundación), las cuales han sido comunicadas al Consorcio en nombre de nuestros clientes.

Santalucía dispone de más de 150 operadores en su call center para la apertura de siniestros, operando en turnos las 24 h del día durante los 365 días al año. Para dar atención al volumen de llamadas provocadas por la DANA se ha reforzado el servicio con más de 130 agentes de otros departamentos de Iris Global, por lo que más de 280 personas estuvieron implicadas en la atención de las comunicaciones.

Consejos de Santalucía ante una DANA

Según los expertos de Santalucía, los consejos básicos para prevenir daños ante el aviso de una alerta climatológica como una DANA son:

  • Comprobar y limpiar los desagües o sumideros exteriores de azoteas, terrazas o patios para evitar obstrucciones.
  • Revisar que las puertas, ventanas (incluidas velux) encajan y asegurarnos de que los toldos están recogidos.
  • Realizar tareas de mantenimiento el tejado y de todos los puntos de aislamiento de la vivienda, sin olvidar las juntas de goma y silicona.
  • Retirar del exterior macetas, jardineras, para evitar que puedan caer sobre las personas.
  • Tener los canalones y conducciones de agua siempre libres de hojas y otros restos.
  • Contar con una bomba de achique para evacuar balsas de agua de garajes, sótanos y lugares bajo el nivel del suelo.
  • Retirar del suelo y zonas bajas documentación objetos delicados, materiales de limpieza, químicos potencialmente venenosos, insecticidas, herbicidas, etc.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.